Marta Harff: “El perfume te representa”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Innovadora, incansable, así la vi a Marta Harff en la charla que ofreció en Villa Allende. Esta misionera, nacida en Posadas, hija de inmigrantes y criada por su abuela alemana se considera una mujer feliz. Tiene 71 años y un hijo de 23, fue mamá a los 47 años, y hace 25 que está en pareja. Su historia con nombre propio comenzó después de tener cáncer de mama a los 37 años. Vino a Córdoba después de varios años a presentar, de la mano de Nancy Suárez, IM Aromas, su última marca PERFVMVM BUE.

Hablamos de todo un poco hasta de su fragancia favorita.

Teniendo en cuenta tu trayectoria como emprendedora ¿Cómo ves el país y la situación económica?

Veo que no nos ponemos de acuerdo, no tomamos consciencia y esto no se arregla sino hay una acción de todos juntos. Yo con 71 años y un hijo de 23 años me encuentro contándole que diferente fue mi juventud. Ha cambiado tanto, se ha degradado tanto. Yo me siento mal porque sé también que es responsabilidad de uno, aunque dentro de lo que yo hago contribuyo mucho, pero me da mucha pena. Nunca le di prioridad a la política o siempre estaba más ocupada y no me sentía identificada con nadie en particular. No apoyo ampliamente a alguien hoy en día. La militancia política es una materia pendiente.

Empezaste a los 20 años y has tenido muchos éxitos y fracasos. ¿Qué se aprende de cada uno?

Se aprende más de los fracasos que de los éxitos. Se aprende a evaluar los errores para no volverlos a cometer. Hay que tratar de no salir lastimado porque cuando salís lastimado, probablemente, no tendrás fuerzas para volver a empezar. Los errores son inevitables, es inexorable cometer errores. Y saber que el gran enemigo de todo es el miedo que te paraliza. Aceptar que uno hace cosas bien y cosas mal. Aceptar que vas a cometer errores pero estar muy atentos para corregirlos y no sentirse frustrada o mal. Prefiero pecar por hacer que por no hacer, y hacer es equivocarse.

Si le tuvieras que dar un consejo a una joven emprendedora, ¿cuál sería?

Primero y principal le diría que las mujeres estamos mucho más capacitadas, hoy, que los hombres. Además no tenemos el factor de poder que tiene el hombre que le  juega en contra. Nosotras somos más modestas, más humildes, más solidarias, motivadoras, somos las que más nos estamos recibiendo en las carreras universitarias, las que más hacemos cursos de capacitación. También, les diría que para emprender no es necesario tener mucho, hay que empezar desde cero, desde abajo. Si tenés mucho corres el riesgo de perder mucho. En cambio, cuando tu capital es tu trabajo, tu tiempo y lo valorás tu riesgo es menor.

 

¿Cómo estás viviendo la revolución de género que transitamos actualmente?

Creo que va a generar un nuevo paradigma. Yo soy feminista pero me molestan un poquito las cosas muy radicalizadas. Sin embargo, creo que también era necesario porque las mujeres naturalizamos todas estas historias que venimos viviendo hace mucho tiempo, lo mejor es que explote de la manera que está explotando. Ésto va a ser que vuelva a acomodarse todo y que no se acepte como natural cuestiones que no lo son pero tampoco que se desvirtúe, como por ejemplo que haya que hablar en neutro, no me gusta.

La última marca que lanzaste al mercado es Perfvmvn Bue ¿cómo es?

Está hace más de 11 años. Es la frutilla de mi vida. Es hacer lo mejor de todo lo que viví para divertirme. Lo he logrado y lo logro. Es algo muy bueno que trascienda, siga creciendo y tenga impulso en este momento tan particular. O sea el desafío de ir contra la corriente me gusta mucho. Son 15 negocios que yo tengo, tres propios y 12 franquicias, el desafío es que crezcan aún en este momento, no que hagan la plancha o sobrevivan sino que crezcan en valores reales. Crecer en este momento es el gran desafío. Este rubro y este proyecto son nobles, saludables que hacen al bienestar, contribuyen a que la gente se sienta mejor. Hay gente que no tiene para comer, o que no le alcanza para pagarle el colegio a sus hijos, ellos no van a consumir mis productos, esa realidad la entiendo. Pero sé que hay un mundo de posibilidades. La gente busca sentirse bien, gratificada ya no desde un lujo, entienden que es lo que les hace sentir bien a ellos y a su familia, a su hábitat, a sus compañeros de trabajo y apuestan a eso. Si uno le da los elementos, los argumentos, les enseña no lo dejan de consumir. El producto trasciende.

¿Qué perfume usas?

Uso perfumes suaves. Mi piel absorbe los perfumes pero en la intimidad se sienten. El perfume tiene que ser el que te guste a vos, que te quede bien cuando te lo pones y que no te contradiga. Y esto de no contradecir es porque te tiene que representar. El perfume te representa pero no para te vinculen y reconozcan por el perfume que usas, porque eso habla muy mal del perfume, sino que se tiene que identificar, metabolizar y mezclar con vos. Ser única. Entonces ya no hay que pretender que la gente sepa que perfume te pusiste cuando caminas por la calle.

“Todo lo que vivamente imaginamos, ardientemente deseamos, sinceramente creemos y entusiastamente emprendemos…inevitablemente sucederá”. Anónimo

Subscribite a nuestras novedades

Recibí nuestras últimas novedades directamente en tu email.
No te preocupes, podrás cancerlar tu subscripción en cualquier momento.
Cerrar menú
×
×

Carrito